Bookmark and Share

Carretillas elevadoras: Prevención de riesgos de colisión

Posted in on Thu, Mar 20, 2014

Por Javier Quintero Saavedra

El martes 10 y miércoles 11 de febrero de 2014 en Málaga (España) el Comité Internacional de Seguridad / International Safety Panel (ISP) de la International Cargo Handling Coordination Association International Ltd. (ICHCA) celebró su 71 reunión periódica, a la que asistí como observador en mi calidad de miembro individual de ICHCA.

La agenda del martes 12 incluyó una reunión conjunta entre el ISP de la ICHCA International, el Comité de Seguridad / Safety Committee de la Port Equipment Manufacturers Association (PEMA) y técnicos de la mutua aseguradora Through Transport Mutual Insurance Ltd. (TT Club).
En la citada reunión conjunta, se abordó el muy importante y todavía no debidamente resuelto asunto de la prevención efectiva de colisiones en terminales portuarios de carga.

Si bien puede establecerse sin duda alguna que hay tecnología adecuada para eliminar el riesgo de colisión en situaciones simples del trabajo con carretillas elevadoras, en la reunión quedó claro que su empleo es todavía minoritario en la industria portuaria y que todavía no hay soluciones eficaces o cuanto menos probadas en lo que se refiere a situaciones de trabajo complejas, por ejemplo aquellas en las que en un mismo lugar de trabajo y tarea intervienen varias carretillas elevadoras y además trabajadores a pie en funciones de ayuda a las máquinas donde la segregación de rutas de tránsito entre peatones y carretillas resulta imposible. Un buen ejemplo de ello, son las labores de arrumazón o consolidación de mercancías en contenedores de transporte de flete marítimo.

La Directiva 2009/104/CE, que es la versión codificada de la Directiva 89/391/CEE relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y de salud para la utilización por los trabajadores en el trabajo de los equipos de trabajo, fija al empleador europeo una obligación absoluta en el segundo párrafo del punto 2.3 de su Anexo II, que lee “Si se requiere la presencia de trabajadores a pie para la correcta realización de los trabajos, deberán adoptarse medidas apropiadas para evitar que resulten heridos por los equipos”refiriéndose a equipos móviles, automotores o no, entre los cuales se encuentran las carretillas elevadoras.

Esta obligación legal absoluta de evitar heridos, condiciona e incluso cuestiona la aplicación de la metodología ALARP (As Low As Reasonably Practicable) de evaluación y control de riesgos, que es la que aplica en la Unión Europea.

En concreto, siendo imposible eliminar el riesgo en su origen; siendo limitada o inexistente la tecnología para implementar controles efectivos de ingeniería; y no pudiendo establecer medidas organizativas que segreguen los recorridos de paso de trabajadores a pie y carretillas elevadoras; los prevencionistas de riesgos (ingenieros de seguridad) que prestamos servicios a los empleadores europeos, nos vemos obligados a depender fuertemente de medidas organizativas tales como el principio de doble obligación de ceder el paso; asegurar la comunicación mediante emisoras portátiles de radio; la supervisión continua; la formación o adiestramiento de los trabajadores; los equipos de protección individual (prendas de alta visibilidad); y la señalización.

En lo que se refiere a tecnología disponible, el recurso a cámaras y pantallas de TV para ofrecer visión al operador de que tiene por detrás lo encuentro muy conveniente tanto para prevenir colisiones y atropellos como para reducir los riesgos de trastornos musculoesqueléticos de los propios operadores, al evitarles giros de torso y cuello y en su defecto, los espejos retrovisores panorámicos son una opción alternativa.

Los sistemas de radiofrecuencia disponibles suelen estar basados en tecnología RFID, teniendo yo conocimiento detallado del sistema Buddy LHD de la canadiense Nautilus International Control & Engineering Ltd. y del ZoneSafe de la británica Avonwood.

Soy además conocedor de sistemas que se están empleando en minas y canteras, ofreciendo el sitio web de la US MSHA buena información de ellos. Encuentro especialmente atractivos y con potencial aquellos en los que el trabajador es el que porta la unidad transmisora y los que pueden integrar diversas tecnologías (radar, video, etc.) como el IntelliZoneHD & LT de la estadounidense Matrix Design Group

Para carretillas de menor tonelaje, fabricantes como Linde Material Handling disponen de sistemas ópticos como el BlueSpot, fundamentalmente orientado a almacenes logísticos y más recientemente han desarrollado un sistema de detección con tecnología de ultrasonidos, pero limitan la detección a la zona por la espalda del operador, habiendo sido propuesto para un premio que otorga la Fork Lift Truck Association del Reino Unido

Como conclusión diría que las empresas de ingeniería y los fabricantes de carretillas elevadoras están dando pasos para llegar a ofrecer soluciones tecnológicas efectivas, pero usuarios como yo agradeceríamos avances más rápidos y orientación al rango de carretillas de tonelaje medio, en especial a las que manipulan mercancías que sobresalen mucho de las dimensiones de la máquina como son los productos largos del acero.

Es de agradecer que agencias gubernamentales como la US NIOSH, US OSHA y US MSHA, la británica HSE y otras europeas se hayan involucrado desde hace años en investigar o validar la investigación de sistemas anticolisión, pero los fabricantes deben ver la oportunidad de negocio que está a su alcance e invertir más en I+D+i o, en inglés, R&D&I.



Search Releases

Search our press release database.